(ABC) La traición de Padrino, la causa de que Maduro siga en el poder

(ABC) El ministro de Defensa de Venezuela está en el punto de mira de EE.UU. tras haber pactado con la oposición al régimen chavista la huida del dictador a Cuba y cambiar de opinión a última hora

La crisis en la que permanece Venezuela tiene un actor principal llamado Nicolás Maduro. Pero también un secundario, clave en todos los procesos que se han producido en los cinco años en Venezuela, su ministro de Defensa, Vladimir Padrino. Su poder es de tal grado que ayer su nombre estuvo en boca de la primera fila diplomática de Estados Unidos, su secretario de Estado, Mike Pompeo, y el asesor de Seguridad de Trump, John Bolton. Ambos coincidieron en señalarle como uno de los elementos clave para derrotar a Nicolás Maduro y confirmaron que el ministro estaba de acuerdo en que el dictador huyese en avión ayer por la mañana a La Habana. Además de su nombre dieron los del presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, Maikel Moreno, y el comandante de la Guardia de Honor Presidencial, Iván Rafael Hernández, que junto a Padrino habían comunicado a la oposición que «Maduro debe irse», y les pidió actuar para que así fuese, aseguraba Bolton. La seguridad era tal en la Casa Blanca que hasta sabían que un avión esperaba en el aeropuerto de Caracas para el traslado.

Pero Vladimir Padrino acabó echándose atrás. El ministro de Defensa, en el cargo desde 2014 después de haber sido jefe de Estado Mayor del Ejército durante el gobierno de Hugo Chávez rompió el acuerdo con Estados Unidos en el último momento. Su mano logró que la gran mayoría de los generales que conforman la jerarquía militar venezolana permaneciesen sus cuarteles y no saliesen a las calles a respaldar al presidente encargado Juan Guaidó y el líder opositor liberado Leopoldo López. Lo hizo con la fuerza de ser quien da las órdenes. Con tal fuerza que fue el primer miembro del Gobierno bolivariano en asegurar que su Ejército no dudaría en “utilizar la fuerza” para reprimir el movimiento contra Maduro protagonizado por Guaidó y López.. “Si hay que usar las armas para defender estos principios las usaremos (…) andan buscando derramamiento de sangre en las calles de Caracas”.

La decidida intervención de Padrino apuntala de momento el poder de Nicolás Maduro. Lo hace pese a las sanciones que los gobiernos de Estados Unidos y Canadá, así como la Unión Europea, han ejecutado contra sus bienes. Padrino tiene todos sus bienes y cuentas bancarias en esos países intervenidos. Situación que no impide que parte de su familia, su hijo Mitchell y su hija Yarazetd, vivan en España, disfrutando y gastando miles de euros en los clubes más selectos de la capital como sólo los descendientes de los dictadores saben hacer.