Category Archives: Malta

(EP) El crimen que saca a la luz lo peor de Malta

(EPEl que acabó con la vida de la periodista Daphne Caruana es el sexto coche bomba en la isla en 18 meses. Su asesinato destapa los más oscuros escándalos de corrupción del país más pequeño de la UE

Daphne Caruana Galizia
Una mujer presenta sus respetos en el lugar del asesinato de la reportera Daphne Caruana Galizia, en Bidnija.DARRIN ZAMMIT LUPIREUTERS

“Hay criminales donde sea que mires ahora. La situación es desesperada”. Así, cruda, fue la última frase que escribió Daphne Caruana Galizia en su blog, el 16 de octubre. Minutos después, el Peugeot 106 de alquiler que conducía saltó por los aires a pocos metros de su casa, en un bucólico paisaje campestre del norte de Malta. Caruana Galizia, una de las plumas más reconocidas del periodismo de investigación en Europa, murió en el acto. Una potente bomba instalada en su vehículo y detonada a distancia silenció a la mujer que había desvelado innumerables escándalos de corrupción en el país más pequeño de la UE. Un crimen al más puro estilo mafioso que ha destapado que el rocoso archipiélago, a medio camino entre Sicilia y Libia, no es solo un idílico lugar lleno de antiguas ciudades amuralladas y pequeñas calas; también es refugio de criminales.

Malta, con 420.000 habitantes y miembro de la UE desde 2004, presume de ser —con el 5,5% de crecimiento del PIB el año pasado, según el FMI— uno de los países más florecientes de la Unión. Aparece, sobre el papel, como todo un modelo de éxito financiero. Pero es también escenario de brutales asesinatos. El de Caruana Galizia es el sexto coche bomba en 18 meses en una isla, por otra parte, con bajos índices de criminalidad. Todos casos sin resolver. Todos —excepto el de la periodista— involucraban, según los investigadores, a personas relacionadas con el crimen organizado, un problema cada vez más grave en Malta, alerta Rosy Bindi, presidenta de la Comisión Parlamentaria Antimafia de Italia.

Rascando un poco, bajo las empedradas calles de La Valeta o los bares de copas de localidades de turismo de playa, como San Julián, están los cimientos de un país con un sistema financiero opaco. Malta se ha convertido en los últimos años, gracias a su beneficioso régimen fiscal y a su localización geoestratégica, en un lugar jugoso para los negocios. “Legales pero también ilegales”, apunta la abogada Laura Pace en un café junto al puerto de la capital maltesa. “El sistema permite que las empresas cuya actividad no ocurre en Malta tributen solo un 5%, gracias a las devoluciones fiscales, y esta y otras medidas hacen de la isla un pequeño paraíso fiscal en la UE”, señala. En Malta se han instalado, por ejemplo, numerosas compañías de apuestas online, un lucrativo pero enrevesado negocio que representa ya el 12% del PIB maltés.

Velas junto a una fotografía de Daphne Caruana Galizia.
Velas junto a una fotografía de Daphne Caruana Galizia.AXEL SCHMIDTREUTERS

“Poco ha cambiado desde el medievo. Esto es una isla de piratas, modernos pero piratas”, lamenta el diseñador gráfico George Cremana junto al lugar donde fue hallado calcinado el coche de Daphne Caruana. La explosión fue tan potente que los investigadores forenses encontraron restos esparcidos por distintos puntos de la zona. Tardaron cinco días en recolectar las evidencias. Los expertos y sus batas blancas han abandonado ya los campos de arena rojiza. Pero allí, junto a los cultivos de viñas, decenas de flores, velas y mensajes que empiezan a amarillear por el potente sol recuerdan a la veterana periodista. También, semienterrados, se ve un buen puñado de lápices y bolígrafos. Como la pluma azul que Cremana, de 35 años, se ha acercado a depositar. Homenaje simbólico.

Caruana Galizia, de 53 años, era licenciada en Arqueología pero llevaba tres décadas dedicada al periodismo. Editaba una revista de decoración y gastronomía, Taste & Flair —su principal fuente de ingresos—, y era columnista habitual de varios medios. Desde 2008 publicaba su propio blog, Running Commentary. En él escribía desde análisis de la actualidad hasta cotilleos políticos. Pero sobre todo, artículos en los que sacaba a la luz casos de corrupción que carcomen el estado maltés. Su sitio web llegaba a contabilizar regularmente unas 400.000 visitas al día, una cifra oceánica en un país de menos de medio millón de habitantes. Ningún escándalo le parecía demasiado pequeño: desde la visita de un ministro a un burdel en pleno viaje oficial a Alemania a las redes de contrabando que campan en la isla; desde los miles de euros en comisiones bajo la mesa de constructores a funcionarios y políticos hasta los conflictos de interés de jueces y fiscales. Siempre con nombre y apellidos. Su lista de enemigos era cada vez más abultada y espectacular.

Como espectacular ha sido su asesinato. “Ni siquiera intentaron que pareciera un accidente. Hemos sido conscientes durante años de que esto es un Estado mafioso, pero este asesinato lo ha dejado claro para el resto del mundo”, critica su hijo mayor, Matthew, de 31 años, ojos azules y rostro afilado. Madre de tres varones y casada con un reputado abogado de la isla, Caruana Galizia se había hecho famosa fuera de las costas azules de Malta por sus investigaciones de los llamados Papeles de Panamá, un trabajo conjunto de periodistas de distintos países que recibió un Premio Pulizter. Con la información de esos archivos, Caruana Galizia destapó que varios miembros del Gobierno maltés tenían cuentas secretas y negocios en paraísos fiscales.

Las revelaciones de la periodista implicaron incluso a Michelle Muscat, la esposa del primer ministro, Joseph Muscat. La mujer, según publicó Caruana gracias a una importante filtración, no sólo se había beneficiado de empresas fantasma, también había recibido jugosas cantidades de dinero de la hija del presidente de Azerbaiyán, Ilham Aleyev, antes de que el Gobierno maltés llegase a acuerdos comerciales con ese país. Muscat, acorralado por las distintas informaciones sobre su Ejecutivo y sobre su esposa, se vio obligado a convocar elecciones anticipadas en junio de este año. Sin embargo, las urnas volvieron a sentarle en el sillón de primer ministro de la isla, en plena efervescencia económica.

“Mi madre no pudo aceptar vivir en un país corrupto. No fue cínica ni por un segundo en toda su vida y nunca dejó de luchar por sus ideales”, describe Matthew, también periodista de investigación. Fue el primero en llegar al lugar del crimen. Escuchó la explosión desde la casa y supo que su madre había muerto antes de ver el vehículo en llamas. Caruana llevaba años recibiendo amenazas, desde llamadas hasta mensajes en el buzón. Una vez trataron de quemarle el coche, aparcado fuera de casa. “El último año, los intentos de intimidarla aumentaron. En julio envenenaron a su perro, que casi se muere”, cuenta Matthew. También intentaron acallarla a base de querellas, explica. Solo este año, la demandaron una quincena de personas por calumnias y difamación. “Un empresario hotelero cercano a los partidos la demandó 19 veces, una por cada frase en la que era mencionado en su nota”, añade.

Investigadores forenses junto al coche calcinado de Caruana Galicia, el 16 de octubre en Bidnija, Malta.
Investigadores forenses junto al coche calcinado de Caruana Galicia, el 16 de octubre en Bidnija, Malta.REUTERS

La familia de Caruana culpa al Gobierno de su asesinato. “Ellos crearon el ambiente de corrupción e impunidad que hizo esto posible”, remarca Matthew. “Daphne solía decir que la forma en que el sistema judicial debía protegerla es persiguiendo a quienes la amenazaban, pero nadie que atacó su casa ha sido procesado”, critica Corinne Vella, una de sus tres hermanas.

A media hora de la casa de los Caruana Galizia, en La Valeta, la estudiante Casi Camillori enciende una vela en el improvisado memorial que, junto a la catedral de San Juan, ha florecido en honor a la periodista. Allí, tras un enorme cartel que reclama “justicia”, decenas de mensajes repiten las últimas palabras que escribió. Aquellas en las que alertaba que, en Malta, allá donde mirase había corruptos: “La situación es desesperada”.

(Economist) The death of a crusading journalist rocks Malta

(Economist) Daphne Caruana Galizia wrote fearlessly about corruption.

TWO or three hundred people gathered outside the courthouse in Valletta on October 17th to protest at the assassination the previous day of Daphne Caruana Galizia, Malta’s most intrepid and controversial journalist. It was a modest turnout for what Adrian Delia, leader of the opposition Nationalist Party (PN), called “the darkest moment in the country’s political history”. After a speech by a friend of the dead woman, the crowd sang the national anthem and dispersed, some weeping.

The last words Ms Caruana Galizia wrote on the blog where she excoriated Malta’s elite for its corruption, negligence and incompetence were: “There are crooks everywhere you look now. The situation is desperate.” After posting them, she drove away from her home in the village of Bidnija and was killed by an explosion so powerful it threw her rented car 80 metres into a field. Her son Matthew ran to the scene, where the car horn was still blaring. “I looked down and there were my mother’s body parts all around me,” he wrote on Facebook.

Malta, the EU’s smallest member, is fast becoming one of its most troubled. The Valletta courthouse is surrounded by signs of breakneck economic growth: the swanky facades of luxury boutiques and hotels; building sites bustling with immigrant construction workers, unencumbered by safety harnesses or helmets. For the past three years, under Joseph Muscat’s Maltese Labour Party (PL) government, GDP has soared at an annual average rate of almost 7%, against a background of unremitting corruption allegations.

Most emanated from Ms Caruana Galizia’s blog, Running Commentary, launched in 2008 when she felt her twice-weekly columns in a local daily did not give her the space or freedom she needed. With the moral authority of the once-mighty Maltese Catholic Church fast evaporating, says Manuel Delia, a fellow-blogger and former PN government official, Ms Caruana Galizia acquired an influence few journalists achieve: “Daphne was the last ethical voice left. She was the only person speaking about right and wrong.”

That made her uniquely vulnerable. Even before starting her blog, her home had been the target of an arson attack. But except at election time, it had not been under police guard since 2010.

The leaking in 2016 of the so-called Panama Papers, more than 11m documents taken from a Panamanian law firm, opened new horizons for Ms Caruana Galizia. Her son Matthew is a member of the International Consortium of Investigative Journalists, which has been mining the documents for stories.

Last year Running Commentary revealed that Mr Muscat’s chief of staff and one of his ministers had Panama-registered companies and trusts in New Zealand. Ms Caruana Galizia claimed, and they denied, that the offshore vehicles received kickbacks from Russians who had bought Maltese passports. In April she wrote that Mr Muscat’s wife was the beneficial owner of a company that allegedly received $1m from the daughter of the president of Azerbaijan, with which Malta has commercial ties. The government called it a lie. Recently, Ms Caruana Galizia turned her fire on the right, accusing the PN’s new leader, Adrian Delia, of links to a London-based prostitution racket, which he denies.

By the time of her death, Ms Caruana Galizia faced 42 pending libel suits and a protracted list of enemies. Her foes may have included Italian mobsters who are suspected of infiltrating Malta’s booming online gaming industry and its narcotics trade. She died in the fifth car-bombing on Malta in two years. None of the others, ascribed to warring drug traffickers, has led to arrests.

Acknowledging he was the dead blogger’s “favourite target”, Mr Muscat told parliament he had asked for help from America’s FBI and would not leave “a stone unturned” in the search for her assassins. But whatever the result of the inquiry, Ms Caruana Galizia’s murder will probably achieve its aim. In an editorial the Malta Independent, her former employer, wrote that “for many people, looking up her blog was the first thing they did each day, and the last thing too. Now there is just emptiness. A silence that speaks volumes.”

(ECO) Sequestro: Avião líbio forçado a aterrar em Malta

(ECO) Um avião líbio com 118 pessoas a bordo foi forçado a aterrar em Malta, num possível caso de sequestro. Dois suspeitos terão ameaçado fazer explodir o aparelho.

Um avião líbio com 118 pessoas a bordo foi forçado a aterrar em Malta, naquilo que se suspeita ser um caso de sequestro. O aparelho, um A320, pertence à companhia aérea libanesa Afriqiyah Aiways e estaria a fazer a ligação de Sebha a Tripoli, quando foi desviado para o Aeroporto Internacional de Malta, na região de Luqa.

Segundo informações da BBC, o caso envolve dois suspeitos que ameaçam fazer explodir o avião. O jornal The Guardian indica que os atacantes terão uma granada de mão na sua posse.

A notícia de um “potencial sequestro” foi avançada no Twitter pelo primeiro-ministro maltês, Joseph Muscat: “Fui informado de uma potencial situação de sequestro de um voo interno da Líbia, desviado para Malta. Operações de socorro e emergência estão prontas a atuar”, escreveu.

Informed of potential hijack situation of a internal flight diverted to . Security and emergency operations standing by -JM

A aterragem forçada já foi confirmada pelo Aeroporto Internacional de Malta, que fala de um “imprevisto” na atividade: “Equipas de emergência foram enviadas”, comunicou o aeroporto no Twitter. Segundo a BBC, é possível avistar agentes e veículos das forças especiais no terreno.

MIA confirms there is an unlawful interference at the airport.Emergency teams dispatched.Visit http://www.maltairport.com  for flight info.